Servicio de Transporte Público
 
Sistema de Emergencia Público
 
Docentes Municipales: Escalafón y Remuneración
Diego Canullán reclamó uniformidad en la construcción de los “lomos de burro” PDF Imprimir E-mail
Sábado, 04 de Agosto de 2012 02:02

El concejal Diego Canullán, de la Unión Cívica Radical, pidió al Municipio de 25 de Mayo que adecúe con un criterio uniforme cada uno de los reductores de velocidad, de acuerdo a las medidas longitudinales y de altura mínimas y máximas establecidas en la ordenanza 3096/11. Y además solicitó que se proceda con los dispositivos de señalizaciones, tanto horizontales como verticales correspondientes, y se los provea de una correcta iluminación.

 

El concejal resaltó la existencia de 24 “lomos de burro” o “lomadas” en la ciudad cabecera del distrito, que han sido centro de los reclamos de los vecinos al detectarse que “carecen de una buena demarcación, cuentan con poca iluminación, y que en algunos casos son altos e inadecuados, razón por la cual se convierten en un factor de riesgo vial para los vehículos”, indicó el edil.

Señaló también que “se puede advertir –certificándolo en las imágenes fotográficas adjuntadas a su presentación- que casi todos los reductores de velocidad se encuentran despintados, no contando con los señalamientos horizontales correspondientes, como así tampoco con la cartelería vertical adecuada, siendo el de menor medida longitudinal el ubicado en calle 202 e/ 35 y 36 de penas 1 metro, y el de mayor medida, el ubicado en calle 36 e/ 2 y 3 de 4,40 metros”, dijo, reclamando que el Ejecutivo “deberá adecuar los lomos de burro existentes en la actualidad, a las pautas mínimas previstas en la ordenanza 3096”.

Además expreso que “si bien la colocación de estos obstáculos tiene como finalidad disminuir la  velocidad de los vehículos para evitar accidentes, sería ilógico, que dichos obstáculos se constituyan en causas independientes de accidentes, generándole daños a los vecinos que transitan por la ciudad. Pues estaríamos en el caso, como se dice vulgarmente, en donde el remedio es peor que la enfermedad”.

Más allá de las consideraciones técnicas y normativas desarrolladas en los fundamentos del proyecto, el Concejal Radical manifestó, “que en los últimos años son reiteradas las sentencias donde se ha condenado a distintas Municipalidades a indemnizar por accidente ocurridos por la existencia de estos tipos de obstáculos que no cuentan con las especificaciones de construcción, por insuficiencia del alumbrado público y por la carencia de señales que con debida anticipación avisaran del mismo”.

En ese sentido, Diego Canullán finalizó diciendo: “es indiscutible que se requiere revisar las condiciones de cada uno de los reductores de velocidad construidos en la ciudad, teniendo en cuenta la seguridad de los vecinos que transitan las calles de nuestro distrito, como así también velando por el resguardo del erario público”.

 

Notas en el Diario

Opinión de Diego, Presup. Municipal 2014

Entrevista a Diego en Canal 4 de Riestra

Reclamos