Servicio de Transporte Público
 
Sistema de Emergencia Público
 
Docentes Municipales: Escalafón y Remuneración
Canullán: “el aumento de tasas debería ser menor y gradual” PDF Imprimir E-mail
Viernes, 03 de Junio de 2016 13:09

Para el edil, "lo adecuado sería que la tasa Vial aumente 50% en dos cuotas", y las urbanas un 65%, 40 en la primera cuota y el 25% restante en forma gradual. Se mostró en contra de las bonificaciones que pretende dar el Intendente.

El concejal de Propuesta Plural, Diego Canullán, advirtió que "los parámetros, sea el inflacionario, el de la construcción o los aumentos de combustible en ninguna medida superan el 40 % promedio", por lo que "plantear una suba promedio en las tasas urbanas del 80 % al 100% es excesivo, como así también el 60% de la tasa vial". Sostuvo que hay un "atraso histórico" en algunas tasas en 25 de Mayo, pero "no tiene por qué pagarlo en forma abrupta el contribuyente todo el presente año".

¿Que analiza en general de las ordenanzas impositiva y fiscal que están en estudio?
Nadie pone en cuestionamiento que necesariamente nuestro Municipio requiere de una actualización de los valores de las tasas Municipales, pero me preocupa la forma de imposición con que se pretende llevar adelante este proyecto de aumento de tasas teniendo en cuenta que lo que estamos tocando es el bolsillo de los contribuyentes y es lógico que mínimamente sea consensuada y que por otro lado esos aumentos sean razonables. En tal sentido, no han sido acertadas las palabras del Intendente del día lunes queriendo poner toda la responsabilidad del aumento de sueldo en los concejales, de acuerdo a si se aprobaba o no la ordenanza impositiva fiscal tal cual había sido enviada, porque en realidad más que en los concejales está trasladando esa responsabilidad en cada uno de los vecinos que en definitiva es sobre quienes caen los aumentos de las tasas y derechos que aprueben o no los concejales.

No obstante ello, esta cuestión la ha resuelto rectificándose y en definitiva otorgando el aumento mediante decreto, tal cual ha sido anunciado y publicado en el diario La Mañana, lo que va a permitir analizar con un criterio más razonable el aumento de tasas.

¿Considera excesivos los porcentajes de subas de algunas tasas?
El aumento planteado es bastante elevado, incluso más de lo que imaginaba previo a su envío. Entiendo hay dos cuestiones a analizar al respecto, por un lado el incremento concreto de las tasas y derechos, y por el otro el destino de los fondo que se pretende recaudar por cada una de ella.

Los índices del último año que marcan los parámetros sea el inflacionario, sea el de la construcción o los aumentos de combustible en ninguna medida superan el 40 % promedio; pues entonces plantear un aumento promedio en las tasas urbanas del 80 al 100% desde ya me parece excesivo, como así también el 60 % de la tasa vial. Pero asumiendo una actitud responsable entiendo que también hay una cuestión que se debe resolver, que es el atraso histórico que existe en algunas tasas dado que hace más de dos años no se incrementaban.

¿Usted, entonces, como cree que se podría compatibilizar esa situación?
Habría que establecer a partir de la aprobación de la ordenanza un aumento que no debería exceder el 35% en la Vial y un 40% en las urbanas que se relacionan con los índices inflacionarios del último año, y que el atraso histórico de cada tasa hacerlo en forma gradual en lo que resta del año, hasta un límite de 50 % en la Vial y un límite del 65% en las urbanas.

Para decirlo en forma concreta, lo adecuado sería que la tasa Vial aumente un 50% en el presente año: 35 en la próxima cuota y el 15 restante en forma gradual en la última cuota del año.

En las urbanas lo adecuado sería en el presente año un aumento total del 65%, estableciendo a partir de la próxima cuota un aumento del 40 y el 25% restante en forma gradual en la última cuota del año. Entiendo que el atraso histórico no tiene por qué pagarlo en forma abrupta el contribuyente todo el presente año, y la diferencia que ciertamente quedaría entre el planteo previo con el atraso histórico que plantea el Municipio podría recomponerse en el próximo año.

La otra cuestión que menciono fue el destino de lo recaudado.
Sí, me preocupa, porque de acuerdo al proyecto originariamente enviado por el Intendente, prácticamente la totalidad de los recursos del aumento de tasas están destinados a sueldos. Lo que uno pretende, y los vecinos pretenden en realidad, es que esos recursos vayan concretamente a ser más operativa la funcionalidad de los servicios por los que se paga cada tasa.

¿Y el incremento a empleados?
La gradualidad que no se plantea en la ordenanza enviada por el Ejecutivo para el aumento de tasas, si se le aplica a los empleados municipales, donde solo se le aumenta un 27% o en forma gradual a abril, julio y octubre. Desde ya que sobre esto desde el Concejo no se puede incidir demasiado, pero lo que uno observa es que no se ha medido con la misma vara la exigencia que se le pide al contribuyente con el aumento que se le debe a los municipales. Como siempre digo cuando hablamos de sueldo no estamos hablando de rendimientos, sino de lo que corresponde a cada trabajador por la tarea asignada, el rendimiento, la capacitación, las condiciones será una cuestión que tendrán que llevar adelante los funcionarios de cada área.

El gobierno insiste con las bonificaciones, anteriormente desaprobadas por el Deliberativo, cuyos beneficiarios decidirá el intendente. ¿Qué piensa? Como lo vengo planteando históricamente no me parecen adecuada las Bonificación por Mérito y por Actividad Exclusiva tal cual se encuentran planteadas en la ordenanza complementaria. No olvidemos que a partir de estas bonificaciones que se pretenden se pueden establecer en forma discrecional, es decir por decisión exclusiva del Intendente, aumentos de sueldo entre el 30% y 50% respectivamente. Entiendo que para determinar compensaciones de estas características, más allá que estos porcentajes resultan elevados, previamente deberían estar determinados los paramentos para su otorgamiento. Acá lo importante es que si se tiene que compensar, como lo hace la Administración Publica en el orden provincial o nacional, y esas compensaciones sean parejas e igualitarias para todos los empleados, y no en forma no reglada y discrecional por el Intendente, pues esta situación podría generar mantos de sospechas de que esos otorgamientos podrían corresponder a favoritismos políticos generando disconformidad, en definitiva, en el funcionamiento del Municipio.

 

Notas en el Diario

Opinión de Diego, Presup. Municipal 2014

Entrevista a Diego en Canal 4 de Riestra

Reclamos